La habitación de los recién casados debe ser un templo de descanso e intimidad

Los recién casados deben hacer de su lugar intimo el más acogedor, elegante y donde puedan descansar cómodamente. Para tener una decoración hermosa y radiante debemos darle un estilo propio que pueda adecuarse a un ambiente de amor entre la pareja.

Para poder tener una habitación matrimonial perfecta debes tomar las medidas exactas para adquirir los mobiliarios adecuados concernientes a la cama, a las mesitas de noche, armario o closet, tocador y sillones si lo desean.

Si usted desea agregar color y textura a la habitación, lo recomendable es que trate de incluir una alfombra al costado de la cama, y pintar únicamente una pared con motivos diferentes. Ten en cuenta que esa pared debe ser la más alejada de la puerta para generar sensación de profundidad.

Lo ideal es tener un par de juegos completos de ropa para la cama que pueden variar y darle un mejor estilo a nuestro ambiente de descanso, además otra forma de dinamizar la cama es utilizar fundas, cojines y almohadas que pueden darle otro estilo.

El color sin duda influirá en los estados de ánimo de la pareja y lo ideal es generar una sensación de tranquilidad. Para ello, es muy importante que escojas un color que sea agradable a la vista y que brinde un toque de confort. Los tonos crema, el blanco, azul medio y amarillo medio son los indicados.

Al principio, lo mejor es que no recargues el dormitorio con elementos decorativos. Puedes agregar un espejo, mesitas de noche, lámparas y quizá un cuadro discreto que combine con las tonalidades de la habitación.

Las cortinas vuelven a ser parte de la decoración, hay de todos los tamaños, colores y estilos. De hecho, hasta ahora las persianas han ido restando, en cierto modo, protagonismo a las cortinas, pero… ¡Sorpresa! En este 2018, las telas vuelven a ser tendencia para la decoración del dormitorio. Tanto si tus ventanas son pequeñas como si dispones de grandes ventanales, las cortinas serán la mejor opción para vestirlas.

 

Deja una Respuesta