Jonathan Agudelo es el jugador de la temporada rojinegra. Desde su casa, el Estadio General Santander, nos dejó ver sus otros talentos, luciendo como un novio “10” dentro y fuera de las canchas.
A sus 26 años este delantero paisa ha jugado más de 160 partidos y marcado un aproximado de 45 goles. De estas estadísticas cerca de 60 juegos han sido con el Cúcuta Deportivo, en donde se ha apuntado más de 30 goles, posicionándose como uno de los deportistas destacados del fútbol profesional colombiano. El camino para lograr estos triunfos ha sido largo, así nos lo cuenta Jonathan “el Kun” Agudelo.

¿Cómo empieza su pasión por el fútbol?

Mis inicios fueron en Bello – Antioquia, allí empecé a ir a escuelas de fútbol, hasta que logré entrar a la selección de Bello, en donde quedamos campeones de las departamentales de la Liga Antioqueña de Fútbol.

¿Cómo se da su llegada al fútbol profesional?

Estando en ‘Londo Bello’ conocí a Wilson Cano, una gran persona y ex futbolista; él me ayudó para empezar a probar con diferentes equipos como el Deportes Tolima, el Real Cartagena, el Deportivo Independiente Medellín, el ‘Itagüí’, ‘Águilas Doradas’ y el ‘Envigado’…nuca se dio la oportunidad en mi ciudad, hasta que en el 2013 se me presentó la propuesta de irme a probar con ‘Millonarios’. Con ellos estuve tres meses a prueba, en ese momento Hernán Torres y también ‘Chusco’ Sierra confiaron en mí y allí me quedé a jugar profesionalmente.

Vestuario: Rodolfo Cárdenas Calzado: Óscar Herrera Locación: Estadio General Santander Vehículo: ‘Volkswagen Touareg’ de ‘Promotores del Oriente’ Agradecimiento especial al Instituto Municipal para la Recreación y el Deporte de Cúcuta (IMRD)

Un gol a la moda. Para esta edición Jonathan se le midió a cambiar su uniforme del Cúcuta Deportivo. Aunque el delantero ya es un hombre casado le dijo sí a los diseños de Rodolfo Cárdenas y el calzado de Óscar Herrera, quienes pensando en la comodidad y confort del deportista propusieron dos outfits que lo hicieron lucir como el novio que cualquiera quisiera tener el día de su boda.

Del azul de “Millos” al Rojo con el Independiente Santa Fe

Sí, luego tuve la oportunidad de jugar en el ‘Santa Fe’, aunque debo confesar que no fue muy bueno el pasó con ellos, solo estuve seis meses. A pesar de eso estar allí fue un aprendizaje y todo lo que se va viviendo en el fútbol son experiencias que ayudan a crecer como personas y futbolista.

Viene una corta pausa en su carrera debido a una lesión…

Sí, de Bogotá me fui a jugar con ‘Jaguares Fútbol Club’, allí me lesioné, entonces me tocó hacer una pausa para recuperarme en mi ciudad, en Medellín.

¿Cómo se da su paso al Cúcuta?

En 2017 estaba finalizando mi recuperación y salió la oportunidad para venir. Sin dudarlo le dije que sí al “rojinegro”, y aquí seguimos, haciendo grandes cosas.

¿Qué significó pasar a un equipo que en ese instante estaba en la ‘B’?

Al principio fue duro, pero uno se llena de retos y al llegar me puse muchas metas con el Cúcuta; lastimosamente ese 2017 al final de la temporada nos eliminan en semifinales, fue difícil porque mi pensamiento era ascender, para eso me habían traído. En el 2018 seguí trabajando duro y gracias a Dios clasificamos.

Ha visto renacer nuevamente al Cúcuta y usted tiene mucho que ver en esto…

Eso ha sido una motivación importante, es el fruto de mucho trabajo, también gracias al compromiso de todos mis compañeros, porque ellos son los que me ayudan a estar en un mejor nivel.

Carrera sobre ruedas. La fuerza de Agudelo en las canchas se da gracias a sus piernas, pero en esta ocasión quisimos facilitarle el camino y con la colaboración del concesionario ‘Promotores del Oriente’ ambientamos con Jonathan la mejor manera de salir de las canchas y transportarse el día de la boda. Las dos camionetas recomendadas para el jugador rojinegro destacado de la temporada fueron: La imponente ‘Amarok Trendline’ de Volkswage y el nuevo ‘Volkswagen Touareg’, dos modelos que encajan con la elegancia, potencia y desempeño de goleador.

¿Tiene algún agüero antes de jugar?

Me gusta escuchar música, así que antes de jugar oigo reggaetón, salsa, vallenatos…me gusta imaginar las jugadas antes de salir al campo, eso me ayuda a visualizar el gol y también trato de estar muy concentrado.

Si no hubiera sido jugador de fútbol ¿Qué le hubiera gustado hacer?

Comunicador, incluso alcancé a hacer un semestre en la Universidad de Medellín.

¿Cuál equipo lleva en el corazón?

‘Millonarios‘, porque fue donde tuve la primera oportunidad en el fútbol profesional, y el Cúcuta Deportivo porque ha marcado gran parte de mi historia.

¿Cómo se proyecta profesionalmente?

Uno de mis proyectos a mediano plazo es salir a jugar en el exterior, por eso he estado trabajando bastante duro; también le apunto a ser convocado para conformar la Selección Colombia, yo sé que en cualquier momento llegará esa oportunidad.

¿Qué le dice a los niños y jóvenes que quiere llega al fútbol profesional?

Que luchen, nunca bajen los brazos, persistan, nunca se rindan y ¡sueñen!.

Deja una Respuesta