La hora en que se realice la ceremonia es de vital importancia, porque los vestidos, la comida y el tipo de recepción, deberán ir planeados de acuerdo con ella. A la hora de ofrecer una recepción luego de la ceremonia, los novios se enfrentan a muchas dudas: ¿hacer una fiesta grande?, ¿cuántos invitados irán?, ¿realizar una comida completa o solo torta con champaña? En este aspecto, la recepción debe tomarse como el agradecimiento de los novios a los invitados por asistir a su unión y por los regalos recibidos; es así que se convierte en una celebración que toma tiempo planear.

Existen varios tipos de recepción que pueden ser organizadas conforme al horario y disponibilidad monetaria de las familias.

Boda por la mañana:

Para las primeras horas del día, cualquier celebración debe ser un poco informal:

  1. Un café de mañana: Es una celebración muy usada en Europa. El horario no puede pasar de las 10 de la mañana.

¿Cómo hacerla?

En un salón puede disponer de varias mesitas o de una grande, preferiblemente con mantel blanco, en la que sean servidos en vajilla: leche, café, chocolate, pasabocas y frutas. Los invitados servirán a voluntad, sin la ayuda de un mesero, estilo buffet.

  1. Cóctel: Se realiza aproximadamente a las 11 de la mañana hasta el mediodía.

¿Cómo  hacerlo?

Se sirven varios tipos de bebidas y pasabocas fríos o calientes en una barra, lo que se complementará con la torta y la champaña.

  1. Almuerzo: La idea de un almuerzo para los amigos y familia luego de la ceremonia, es perfecta.

¿Cómo hacerlo?

Reúne en torno a una mesa grande a todos los invitados, los novios siempre irán en el centro de la mesa, luego sus padres, los padrinos, las damas de honor y después los demás presentes. El ponqué tradicional será colocado delante de los recién casados, quienes lo cortarán en la sobremesa.

 

Boda por la tarde: La boda por la tarde no es tan informal como la boda por la mañana, pero tampoco tan elegante como la boda en la noche.  Para esta ocasión es ideal una recepción que incluya ponqué con champaña y pasabocas fríos, calientes, salados y dulces.

 

 

Boda por la noche: Las opciones para una recepción en la noche son varias:

  1. Buffet a la francesa:

¿Cómo hacerla?

Todos los invitados se ubican en torno a una mesa en forma de “U” o en mesas pequeñas de 4 a 6 puestos. Los novios siempre deben estar en la mesa grande, rodeados por los padres, padrinos, damas de honor y demás invitados. Debe ofrecerse un aperitivo y vinos para el menú de la noche.

  1. Comida a la americana: Este tipo de recepción es aconsejable cuando los invitados son numerosos.

 ¿Cómo hacerlo?

Los invitados se servirán por sí solos en una mesa grande preparada con platos, servilletas y cubiertos, de acuerdo con el menú que vayas a ofrecer. La comida debe estar dispuesta para no necesitar cuchillo, ya que los invitados comerán de pie. Es decir, la carne, pescado o pollo debe estar en trozos o preparado para comer fácilmente.

   6.  Cóctel: La idea del cóctel es perfecta para cualquier cantidad de personas.

¿Cómo hacerlo?

La comida y bebida se concentrará en una barra y los invitados pasarán a servirse. Si se ofrecen varias clases de trago, se debe acompañar de pasabocas pequeños como sándwiches. El ponqué con la champaña se dejará para el final de la fiesta.

Con estos diferentes tipos de recepción, podrás ofrecer una celebración de acuerdo a tu presupuesto y a los gustos de los dos.

 

 

 

Deja una Respuesta