Días antes de la boda, los  nervios por todos los  preparativos consumen gran parte del tiempo de la novia y es posible que olvide un factor importante: el cuidado de la piel y el cabello. Los salones de belleza ofrecen este tipo de servicios, sin embargo, estos tratamientos también pueden hacerse de forma casera con la misma efectividad y a menor costo. En Activa Novias te  damos 5 mascarillas para proteger tu pelo y piel antes de tu día soñado.

CABELLO SANO: 

Para el cuidado del cabello es importante aplicar un tratamiento revitalizador unos días antes del evento especial, en este caso recomendamos una mascarilla hecha en casa  que dejará el cabello brillante y listo para lucir:

Ingredientes:

  • 2 yemas de huevo.
  • Aceite de oliva.

¿Cómo usarla?

Bate las yemas de huevo con dos cucharadas de aceite de oliva y dos cucharadas de ron, aplica esta mezcla en las raíces y a lo largo de todo el cabello, déjalo por espacio de una hora con la cabeza cubierta con una toalla. Luego, retira la mascarilla lavando el cabello con el shampoo adecuado. Este tratamiento sencillo deja el pelo suave, brillante y sedoso gracias a la combinación del huevo, aceite de oliva y ron.

¿Por qué es un buen tratamiento?

La yema de huevo es rica en grasas y proteínas, es un humectante por naturaleza. Por su parte, el aceite de oliva tiene alto contenido de vitamina E, lo que previene daños causados por la exposición solar. Además es una sustancia altamente hidratante al evitar la evaporación de agua, aportando lípidos imprescindibles para la adecuada estructura del pelo. Algo que quizá no sabías es que el ron contiene un bajo Ph, convirtiéndolo en un ingrediente efectivo para el cuidado del cabello. El ron fortalece los folículos pilosos eliminando la caída del cabello y haciendo que crezca mucho más rápido.

ROSTRO:

En cuanto al cuidado del rostro para la boda, es importante que el mismo día limpies, tonifiques e hidrates la piel de la misma forma en que lo haces todas las mañanas y noches. Existen diferentes mascarillas para mejorar el aspecto y suavidad de la piel:

PIEL RESECA:

Ingredientes: 

  • Jugo de limón y azúcar  (primera mascarilla).
  • Miel de abejas y banano (segunda mascarilla).

¿Cómo usarla?

Prepara una mezcla de zumo de limón y azúcar, aplícala y déjala por un espacio de 15 minutos; luego retírala con agua fría. También puedes utilizar miel de abejas mezclada con banano para obtener los mismos resultados. La suavidad se notará inmediatamente.

¿Por qué es un buen tratamiento? 

Las propiedades del limón y el azúcar actúan como exfoliante para el rostro, eliminando impurezas, suciedad y puntos negros. Si quieres aumentar la exfoliación, aplica mayor cantidad de azúcar o utiliza azúcar morena. El limón es antibacteriano, astringente, ayuda a la producción de colágeno, aclara las manchas solares, combate los puntos negros, actúa contra el acné y ayuda a limpiar las células muertas. El azúcar es un poderoso exfoliante natural.  Por otra parte, la miel de abeja, al igual que el limón, tiene propiedades antibacterianas, sirve para purificar y limpiar la piel, además de reducir la inflamación del rostro. Junto con el banano le da un toque saludable a tu piel. 

 

PIEL GRASOSA: 

Ingredientes: 

  • Zanahoria (primera mascarilla).
  • Fresa (segunda mascarilla).

¿Cómo usarla?

Si deseas quitar la grasa y las espinillas, prepara una mascarilla  de zanahoria o de fresas. Cualquiera que uses debes dejarla por 15 minutos. En el caso de la zanahoria es preferible que la partas en rodajas y la coloques sobre el rostro; las fresas sí deben triturarse. Las mascarillas deben retirarse con agua tibia.

¿Por qué es un buen tratamiento?

La zanahoria hace que la piel se vea más radiante y tersa con un equilibrio de grasas, aportando vitamina A y evitando la aparición de granitos.  Los betacarotenos y antioxidantes que contiene la zanahoria son los que permiten rejuvenecer la piel, prevenir la aparición de arrugas y protegerla antes los rayos UV cuando nos exponemos al sol. Además, es una gran aliada para mantener el bronceado en la piel por más tiempo y lucir, así, un tono muy atractivo de forma prolongada. De otra forma, la fresa aporta vitamina C al rostro y actúa como antioxidante para prevenir la aparición de arrugas y granitos en la piel.

 

Después de realizar estas mascarillas, tendrás la piel renovada y en buen estado, lista para recibir el maquillaje de tu gran día soñado.

 

Deja una Respuesta